miércoles, 23 de abril de 2014

La Vida - La Vida (1972)



A La generación de Avandaro no se le puede encasillar únicamente en un sonido; no solo había psicodelia y Rock and Roll, además de estos, se incorporaban: Jazz, Soul, Folk, Blues, Ritmos Autóctonos, etc. También hubo bandas de sonidos más primarios, sin trampas ni juegos artificiales. Una de ellas es La Vida

La Vida se caracteriza por su órgano garagero muy grave y el fuzz pasado de decibelios, muy parecido a lo que hicieron Kaleidoscope 4 años antes, pero recuperando la mejor tradición psicodélica de "Frisco" que hubo en ese lapso de tiempo y quizá sea una idea mía, pero también oigo ese sonido de la primera onda grupera, al estilo de "Mi Matamoros Querido" del gran Rigo Tovar (¿será tanto teclado?).

"Around Me" deja claro su propuesta: sonidos en apariencia sencillos, casi melancólicos, donde el teclado siempre toma el rol principal, con los referentes claros, pero nunca cayendo en la vil copia.

En "Touch Me" una de las mejores piezas del disco, dicen divertidamente "Tosh me, tosh me", pero a mí me importa un carajo como lo digan mientras la guitarra cruja y deje noqueado

"History of Man" es una canción irresistible, como si los Spiders y Gustavo Diaz Ordaz se juntaran, la misma fórmula en la tierna y delicada "Open the Door" que después de escucharla es imposible no abrirles la puerta del corazón.

11 temas que son pura Vida

domingo, 20 de abril de 2014

Nuevo México - Hecho en casa (1975)



Hoy cuando nada nos parece extraño, porque tontamente creemos conocerlo todo, es bueno escuchar (o re-escuchar) tesoros perdidos del rock mexicano, como el debut de Nuevo México.

Si eres de los que gusta con bandas como El Ritual o Medusa, de Jethro Tull o los PFM, del rock progresivo con algún deje pesadon, este disco tiene todos los números para estar entre tus favoritos (si es que no lo esta). "Hecho en casa" lo titularon, se grabó en 1973, pero solo hasta 1975 se publicó. 2 añotes, en los que de ser un grupo de vanguardia rockera, pasaron a ser otro grupo más.

En este disco hay algo que destaca además de las visibles y palpables virtudes de Carlos Mata en la guitarra. Se llama Jorge Reyes, que demuestra  ser un genio y  evidentes aptitudes en la flauta, que conjuga de manera concisa y natural con la guitarras, asimismo su poca vacilación al conectar música prehispánica y rock, fusión singular de la que Reyes (junto a Luis Pérez de la Verdad Desnuda) es un pionero.

Seis canciones, tres por lado en el acetato original, que coquetean con el rock pesado, el progresivo, la psicodelia, el folk y la música precolombina. El cóctel es exquisito y temas como "Dreams", "Vamos a soñar" y "Sinfonía de Rock" con sus tres movimientos hacen de este disco un auténtico prodigio del rock hecho en Latinoamérica. Lamentablemente el grupo tras la salida de Reyes nunca dejo nada de la misma calidad. 

domingo, 13 de abril de 2014

Javier Bátiz - Coming Home (1969)


"Coming Home" fue el título del cuarto álbum del tijuanense Javier Batiz, en el cual se luce con un sonido bluesero-soul-latino de poca, con un sonido más robusto, pétreo y mejor producido.

La voz del Batiz es ronca, aguardentosa y lepera; la música diestra, rica en instrumentación y dirigidas en toda ocasión por la guitarra del bocazas de Tijuana. Eso sin contar el talento nato y la personalidad de Javier, que sin esos factores no saldrían canciones tan redondas como el R&B frenetico de "Try One Time" y “Christine”, temas donde el Soul es la base de todo “Down Broken Hearted” y “Let Me Give My Love to You” o baladas de descomunal efectividad en "It´s Done and Gone" y "I Won´t Ever". Aunque la canción que sel leva las palmas es la excelente y meticulosa versión de "Why Do You Do Me” de James Brown.


El segundo mejor disco de Batiz.

Mr. Loco - Lucky Man (1975)


Dentro del espectro de renovación de grupos rockanroleros, Mister Loco fue el que mejor librado pudo salir, el que mas éxito tuvo a nivel internacional, el que decayó mas feamente y del que nadie se acuerda ahora.

Su propuesta, una mezcla de rock, pop y  música folklorica latinoamericana, a veces conectados con la música disco y la psicodelia. Banda disparatada y cómica, pero también visionaria y arriesgada.

La prodigiosa capacidad de Rafael Acosta y Jorge García Castil de sacarle brillo a toda la paleta de sonidos con los que construyen sus temas es envidiable.

"Lucky Man" es su hit, la rola con la que ganaron el festival Yamaha en Japon. Famosa y con todo derecho. Pero este disco esta lleno de hits del tercer mundo, clásicos underground, como ese Giorgio Moroder meets las Zampoñas en "Marrano Carolino", la groovie cumbia-norteña "Lola" y la balada espacial en "For Me, For Thee", delicadeza compuesta por Rafael Acosta, el mismo que habia escrito 15 años antes "Tus Ojos". Extraordinario

Cosa Nostra - Cosa Nostra (1971)



Nos encontramos ante una banda y un disco fuera de serie. Un trabajo que por ser debut y despedida, sorprende doblemente. Más sorprendente aun, el hecho de que en cada canción que escucho, es imposible quitarse las ganas de pararse a bailar y sacudirse la sonrisilla tonta del rostro.

En pocas palabras, el disco de Cosa Nostra es un ejercicio de funk psicodelico latino, fantasioso y extraño. Una delicia para paladares exigentes. Sus ingredientes: Una sección rítmica asesina, una voz desgarradora y poderosa y un mensaje social real.

Excelente disco. Cosa Nostra, no te decepcionara.

miércoles, 9 de abril de 2014

Polvo - Till I Had You / If You Don't Believe (1975)


Cuesta creer, como bandas con la calidad de Polvo, han sido relegadas y quedado como grupos de quinta, en cuanto se habla de rock psicodelico y hard rock.

Menos pesados que en el anterior 7", y con un pequeño toque mas comercial, los Polvo, se despachan nuevamente con 2 rolotas, que recuerdan excesivamente al segundo LP de Nahuatl y la voz me trae a la mente al Justin Hayward. Efectivamente, ambas grabaciones fueron publicadas en 1975, asimismo las dos bandas compartieron dos integrantes, Ricardo Ochoa y Omar Jasso. Este ultimo quien también fue miembro del Mr Loco, añade esos aires progresivos con sus sintetizador en "Till i Had You", majestuoso pop barroco con clavicordio, donde los hermanos Mancilla, se muestran como compositores de gran manufactura y fabricantes de atemporales maravillas pop


"If You Dont Believe" es una canción bellisima, en un tono triste. Subes y bajas, llena de momentos memorables. Una vez más, los hermanos Mancilla, enseñan el talento que tenían para desarrollar melódicamente sus composiciones, sin fracasar en el intento.

Desgraciadamente, después de publicados estos temas, el grupo ya no saco nada.

Beans - Por ser negro / Machinery (1970)




Superior al otro sencillo en casi todos los aspectos. Los Beans presentan dos temas contundentes llenos de fiereza bluesera, en la que resalta la guitarra asesina y la voz desquiciada y negra, sin par, en el panorama mexicano.

La primera canción es "Por ser negro", un alegato/confesión antiracista de parte del vocalista, quien prefiere morirse a seguir siendo blanco (jeje) de las humillaciones y discriminaciones que vive a diario por su color de piel, todo esto dicho sobre un clasicazo rock chicano donde se descuelgan con un riff descomunal y voz funky sucia al estilo Johnny Laboriel. Mal rollismo al servicio de buenas causa: las rolas chidas y aceptación racial .

La campana de "Machinery", la segunda rolita, parece hasta de vaca, pero la voz arrastrada y cruda del que solo conocemos el apodo de "El Bondolo", nos trae de vuelta al mundo injusto, donde el blues eléctrico, da un poco de calma a los corazones desahuciados.

Grandes

Los Monjes - Música de las esferas (1966)



¡El ruido me gusta!


Los monjes son una aberración. Son puro odio. Un adolescente a punto de venirse. Son Les Blousons noirs después del conservatorio. Los chicos que hacen las cosas a su manera. Son locos, irresistibles, directos, inmediatos, sin artificios, sin imposturas. Son la pesadilla del conservadurismo sesentero y la diarrea de los Teen Tops.

Los sesentas en México, musicalmente ñoños y cuadrados. Todo son reglas y prohibiciones. Todo. Afortunadamente había bandas y gente, que tenia válvulas de escape.

lunes, 7 de abril de 2014

Three Souls in My Mind - En vivo desde el Reclusorio Oriente (1978)




"
Si hacer rock and roll es ilegal, que me metan en la cárcel" decía una inscripción el la guitarra de Kurt Cobain en 1989. En 1978 en México, el Three Souls, decía lo mismo.

A pesar de ser una grabación oficial, esto se oye peor que los Bootlegs existentes del Three Souls. El sonido tiene la misma fidelidad que una cinta grabada en una casetera con un solo micrófono. Cisne Raff chafeó gacho en dar discos con producción de calidad, pero seriamos injustos si solo calificáramos el mal sonido y pasáramos de lo aplastante y la energía que despide este disco en vivo.

En directo, en lo marginal, con lo sucio, con los que nadie quiere estar, ni ver: En la peni, en el bote, en la sombra, en la grande, en cana, el trisouls se codea, se funde y funciona como el eco a las injusticias cometidas por un sistema clasista y prejuicioso. Ahí es donde adquieren un significado mas real canciones como "Abuso de Autoridad" y "Nuestros Impuestos", que el Alex, el Charlie y el Sergio, no les tembló para tocarlas con todos y altos mandos del penal.

"En vivo desde el reclusorio oriente" , es el único disco de rock grabado en vivo por esas fechas, en la que se descubre que el Three Souls eran ante todo una banda que se la rifaba en directo. La crudeza y rustico de su blues deja cualquier vestigio de modernidad técnica. Como no emocionarse con el escupitajo en la cara de "Oye", rock directo donde precisamente abunda la actitud rebelde y barriobajera de fin de semana. Otros buenos momentos son, el espontaneo "Tributo a Jimmy Hendrix" a solicitud de un preso. Y la ovación exagerada de los reclusos, como su regocijo auditivo con "Amor Amor".

Después Lora quiso repetir este gran momento con un flojo disco en otra cárcel, que definitivamente no esta nada bien.

Loas Monjes - Los Monjes en el Politécnico (1966)




¿Habran escuchado alguna vez Los Monjes de México a Los Monks americanos que grabaron en Alemania? Igual y no, pero hay puntos en comun y no solo en el nombre, estos también son una rara avis del rock sesentero. Si aquellos eran los anti-Beatles, estos fueron los anti-Enrique Guzman.

La foto de la portada en la que se ve a los integrantes con hábitos, es grande. Los tres dándole a sus respectivos instrumentos con enjundia. Con tiempo, con paciencia y sobretodo con calidad, conquistando el corazoncito del oyente. Lanzando petardos de rock, jazz y música culta a un México que no merece tanta dedicación. Los problemas en la mente siguen ahí, las canciones de sus dos EP´s interpretadas con toda la vehemencia que su condición de pubertos genios, les pueda dar. Incluso van mas allá cuando interpretan el "Warsaw Concerto" de Richard Addinsell.

Conjunción rítmica, habilidad en sus instrumentos, canciones bien construidas, ejecutadas y arregladas, estética definida y diferente. Sin duda uno de los mejores grupos del rock mexicano en los sesenta.

jueves, 3 de abril de 2014

Iguana - Iguana (1972)


El cambio radical de algunos músicos y grupos de Rock & Roll sesentero al rock chicano, me genera algunas dudas que implican dos posibilidades: Una, que hasta en los grupos mas mediocres que interpretaban rock en los 60´s con letras de adolescentes  y poca destreza musical (entre los que NO se encontraban Los Sleepers; pero si Las Antorchas, grupo anterior a uno de los mejores conjuntos mexicanos: Antorcha) había talento guardado. En ese caso, el repertorio, las letras y vestuario mocho, seria culpa de directores musicales, las revistas, locutores y demás males necesarios; otra seria, que la moda de entonces ya no era cantar acerca de confidencias de secundaria, sino de males sociales a ritmo de Rock con toques latinos.

Bueno, posiblemente se haya dado una simple evolución tanto lírica como musicalmente y mi mente paranoica esta creando teorías ociosas de más; pero me temo que había algo de las situaciones arriba mencionadas.

Una de esas bandas que cambiaron casi radicalmente, son los Iguana, integrado por dos ex-sleppers (aquellos de "Al ritmo de la lluvia" aunque tenían joyitas mas olvidadas de rock & roll bruto y adolescente como "Hermanita" y "Zombi"), Rafael Miranda y Angel "Cartucho" Miranda, este ultimo también en Cosa Nostra y con Batiz, que junto a Jorge Rossell publicaran este disco en 1971.

"Las autenticas verdades nunca salen a la luz porque a la gente no le interesan. A la gente se le ha negado durante tanto tiempo el acceso a la verdad que termino por no importarle" Decía a finales de los 70´s, John Lydon. A principios de la misma década, Iguana, parecía querer decir lo mismo en "Arcoíris de Cristal”: la gente parece solo preocuparse por sus necesidades básicas sin atender a las "necesidades espirituales". Excelente medio tiempo con la que abren esta hermosura, cuyo gancho esta en el arreglo de metales combinada con la guitarra psicodelica de Rafael.

"Ven Ven" y "Nena" es la síntesis de influencias musicales caribeñas, rock psicodelico y jazz de la gracia del trompetista Chilo Moran, la segunda con su magnifico y cadencioso bajo y letra mitad en Inglés y mitad en Español.

"Durango" suena como si la REZ hubiera invitado al Frankie Barreño, y de hecho la parte final de la canción se oye muy Ritual.

Uno de mis temas favoritos es "Hoy al Regresar" un rock-jazz triste que suena estupendamente. Clara muestra de el delicioso polifacetismo de la banda.

Acaso no será el disco perfecto, tiene unas canciones que no terminan de convencer y la producción es francamente mala; sin embargo hay rolitas que me ponen los pelos de punta y de una belleza tan quebradiza que solo dan ganas de repetir el disco.

Three Souls in My Mind - El blues del eje vial (1980)



R
ecuerdo que hace algunos años, 2 amigos españoles me presentaban y mandaban música, su única condición es que les reseñara mi dictamen sobre disco. Cada vez que yo les comentaba mis apreciaciones sobre algún disco, ellos me mandaban otros. Así fue como descubrí a Mutha Goose, Widsith, Horton, Gypsy moth, Necromandus y un sinfin de bandas ultraunderground y de ediciones privadas. Bandas sin dinero pero con talento. De treintones aferrados a vivir en décadas pasadas. Bandas de bar vació en carretera solitaria. Tipos que dan lo mejor de si, tras un ajetreado día de trabajo y que tiraban sus ahorros de toda la vida en grabaciones causticas y rudimentarias.

Así me suena "El Blues del Eje Vial" el mejor trabajo, junto a "Chavo de Onda", del Three Souls in My Mind. En este disco no hay ningún himno chavobandoso. El blues de tintes sicodelicos y pachecos, no vio la oscuridad de Hoyo funkie nunca más. Efectos de guitarra, bajos vibrantes, batería pegada y machada con ganas. Sumemos las letras de los dos blues (el del eje y el de la llanta) que no tienen desperdicio.

El protagonista, o mejor dicho, el actor secundario que se roba las cámaras y aplausos, es Sergio Mancera, quien atesora una dosis de talento a la guitarra, mas que envidiable.

Un disco feo, salvaje y peligroso. Los gritos del Alex en "No puedo dejar de tomar", el Charlie dejando como 5 kilos en el "Blues de la llanta" y el Sergio discutiéndose con una guitarra y su Wah Wah en "Suave", una canción básicamente sin ningún cambio de ritmo, que establece un aura hipnótica y fumada. No hay que correr, no hay prisa, todo suavecito.

Como Bonus se incluye uno de sus primeros temas, "Abuelo" un bluesesito al estilo mexicano, es decir con sencillez, humildad y todo el sentimiento.

Actualmente, Alex Lora evita lo más que se pueda, cualquiera de los seis temas.